Todo empezó con una cantiga en 5/4: Rosas das rosas

Ut surge -por lo menos en mi cabeza- allá por la Navidad del 2003 y ante la necesidad de dar un nuevo enfoque a la música que se hace cuando miramos al siglo XIII. Pero como todo proyecto, ésto, no ocurre de la noche a la mañana, no.
Antes tubo un periodo de gestación, un barruntar.

Mi primer encuentro con la música de las cantigas de Alfonso X fue con 13 años de la mano de mi profesor de EGB, Alberto Alonso Zamorano y más tarde con la música del Renacimiento: en la Coral Polifónica de Alcorcón y el Grupo de Cámara Miguel de Fuenllana, ambos bajo la dirección y enseñanzas del músico y organista Javier Gastón.

Un camino que no había hecho más que empezar y que maduraría durante 10 años dentro del Grupo Odres de Madrid dedicado en un principio a la música tradicional pero que comenzaba una nueva etapa abordando melodías medievales y renacentistas, y donde aportaba mi voz, las flautas, la gaita, el oud... y composiciones musicales propias de caracter antiguo y armonizaciones para polifonía vocal e intrumental. Una etapa muy importante en mi vida que daba sus frutos en el trabajo: Mayrat, el Viaje del Agua, De Romances, Cantigas e Danzas y en muchos años dando conciertos en Alcorcón, Madrid, en Las Canteras de s'Hostal de Ciutadella (Menorca), en Soria, en Toledo, etc.
>>Ver ficha técnica en www.medieval.org
>>Ver reseña de Eduardo Tejero para la Revista Didactica (Lengua y Literatura) 2000; sobre nuestro trabajo en formato pdf.

Con el paso del tiempo, fuí creciendo en años, como también en conocimientos -que alguna ventaja tendría que tener el peinar ya canas-, y fue creciendo así mismo en mi una pregunta que ya hacía tiempo que me rondaba: ¿Por qué no abordar el repertorio medieval a partir de la estética interpretativa y aquel sonido propio que tiene la música de la Tradición Oral?

Por aquel entonces yo ya llevaba dos años tomando clases de gaita de fole en la Casa de Zamora en Madrid con José Climent. Además de aprender a tocar un instrumento que jamás pensé iba a formar parte de mi familia particular, me acerqué por primera vez a ritmos tradicionales como pasacalles, agarrao, valseao, jota, charro alistano, corrido sanabrés... todo con la intención de aplicarlo a los temas renacentistas y medievales dentro del grupo Odres, pues en muchos de estos temas, tan alejados en el tiempo, se leen claramente ritmos tan conocidos como los salmantinos ritmos cojos a 5 o a 10, o por la sureña bulería o la tan extendida Jota... ¡existen tantos ritmos tradicionales, desde la peninsula, pasando por toda la mediterranía: el norte de África, Egipto... y llegando a la Bulgaria y más allá... a la península Iraní, etc; que habría que vivir varias vidas para conocerlos y dominarlos todos!

Por otro lado, Pilar ya se había iniciado de una manera más profunda en el estudio de los ritmos. Hizo un curso de bodhram de los que se organizan en Casavieja (Ávila) y se animó a acercarse a la Casa de Zamora para aprender los ritmos tradicionales de esta provincia. Los miércoles, al salir de los ensayos en la Casa de Zamora de Madrid, era cuando charlábamos sobre las cantigas, sobre cantar como las voces tradicionales, de aplicar ciertos ritmos, ciertas escalas, cuartos de tono que aún pervivían tanto en la música del antiguo reino de León como en la alejada Persia (Irán)... ¿cómo era posible que huvieran tales coincidencias en el uso del microtonalismo en regiones tan alejadas en la distancia? Esto no lo decía yo, lo había empezado a escuchar ya en varias ocasiones a estudiosos en la materia cuando abordaban la particularidad de la música en Zamora y Salamanca. Esos viajes de charla musical de vuelta a casa en autobus fueron la semilla.

Apenas una cantiga de Alfonso X el Sabio, dentro del repertorio habitual del grupo Odres, se me hacía poco –por lo menos a mi, que había adquirido, años antes, del Departamento de Reprografía de la Biblioteca de Catalunya la edición fotocopiada de las "cuatrocientas y pico" cantigas, transcritas por el insigne musicólogo catalán, Higini Anglès–. La primera cantiga allá por el año 1990 que transcribí en ritmo cojo (5/4) siguiendo mi própia intuición y siendo fiel a la notación y al significado que le daba Anglès difería de la que este último proponía en su estudio "La Musica de las Cantigas de Santa Maria del Rey Alfonso el Sabio", -Anglès solo utilizaba a lo sumo ritmos mixtos ternarios y binarios en pequeños fragmentos o giros melódicos y para compases como 5/4, 10/8 o 7/8 los ampliaba o modificaba hasta darle valores de 6/8, aún así para mi siempre será el Maestro–. Sería algunos años después cuando encontré esa misma cantiga transcrita bajo el mismo ritmo cojo en una edicción de Roberto Pla. Algo me decía pues que no iba muy desencaminado en mis hipótesis de aplicar ritmos tradicionales a las cantigas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Mediaoreja, estoy perplejo del trabajo tan sincero que estoy viendo aqui, me encantaria poder preguntarte muchisimas cosas sobre mi infinita e insaciable pasion: ORIGEN Y PUREZA DE LA MUSICA POPULAR/CULTA ESPAÑOLA, me desconcierta, asombra y apasionan los trabajos sobre etnomusicológia española, de Mijail Ivanovich Glinka, Arcadio de Larrea, Manuel Garcia Matos, José Romero, Julian Ribera i Tarragó, Domenico Sacarlatti, Marius Schneider, Antonio El Farruco, Felip Pedrell o su discipulo Higini Anglès Pamies. ¡cuantisimo podria aprender de ti, MediaOreja. Joder, me llamo Ignacio Clemente soy de Huesca y soy baila(d)or ¿podrias enviarme tu email? nachocleman@gmail.com
Anónimo ha dicho que…
Ante todo Gracias muchisimas gracias
Ignacio ha dicho que…
Entre los trabajos de etnomusicologia se me olvidaban los de otros 2 autores: Joaquin Nin y Manuel Pedro Ferreira.
Te he nombrado 12 autores superconocidos pero seguro que hay otros tantos, t por lo que he leido en tu articulo de la cantiga a 5x4 me parece que tu eres otro de eso personajes emblemático y es un alucinante haberte podido conocer aunque sea virtualmente
Gracias, yo soy un poco ignorante en todo esto pero mi intuicion me hace sentir profundamente lo que yo llamo: "la musica española de raiz"

Entradas populares de este blog

De calzas, sayas y pellotes.

Los Ta'amim, te'amim, tehamim...

Chansonnier La Vallière BNF Fr. 22543 [R]